centro de andrologia

Enfermedad de Peyronie (Curvatura del Pene)


Es una enfermedad descrita a mediados del siglo XVIII por el médico francés, Francois Gigot de la Peyronie, en la que se desarrollan parches o “placas” rígidas en una de las cubiertas internas del pene (túnica albugínea) debido a la formación de tejido cicatrizal. Esta cicatrización a menudo causa dolor durante la erección y hace que se desarrolle una curvatura en el pene erecto (o “pene curvo”).



peyronie

¿Qué síntomas presenta la enfermedad de Peyronie?
¿Con qué frecuencia ocurre?
¿Cuáles son las causas de dicha enfermedad?
¿Cómo se diagnostica?
¿Cómo es el tratamiento para esta enfermedad?
Preguntas frecuentes





¿Qué síntomas presenta la enfermedad de Peyronie?


centro de andrologia enfermedad curvatura del pene

Esta cicatrización, o placa, normalmente se desarrolla en la cara superior del pene (dorso). Reduce la elasticidad de la túnica albugínea en esa área y, como resultado, hace que el pene se curve hacia arriba durante la erección. Aunque la placa de Peyronie normalmente se encuentra en el lado superior del pene, puede ocurrir también en el lado inferior o sobre uno de los costados, y en esos casos causa una curvatura hacia abajo o hacia un costado. Algunos pacientes incluso pueden desarrollar una placa que da la vuelta al pene, con lo que crea una deformidad tipo "cintura" o "cuello de botella" en el cuerpo del pene. La mayoría de los pacientes se quejan de un encogimiento generalizado del pene o un acortamiento del mismo.

Los hombres que sufren de la enfermedad de Peyronie suelen consultar al médico a causa de dolor durante la erección y dificultad en el coito. Como hay una gran variabilidad en esta enfermedad, quienes la padecen pueden presentar cualquier combinación de los siguientes síntomas: curvatura del pene, placas peneanas evidentes, dolor durante la erección y menor capacidad para lograr la erección.
Todas estas deformaciones físicas hacen que la enfermedad de Peyronie sea considerada como una enfermedad que altera la calidad de vida. Esta enfermedad se asocia a disfunción eréctil en un 20 a 40 por ciento de los casos. Si bien algunos estudios indican que el 77 por ciento de los hombres presentan efectos psicológicos importantes, los investigadores médicos creen que esta cifra está por debajo del valor real. Muchos hombres afectados por esta enfermedad realmente devastadora sufren en silencio.





¿Con qué frecuencia ocurre?

Los informes existentes indican que la enfermedad de Peyronie afecta aproximadamente entre uno y cuatro de cada 100 hombres de entre 40 y 70 años de edad, aunque también se han visto casos en hombres más jóvenes. Se cree que la frecuencia real puede ser mayor debido a la vergüenza que causa en los pacientes. Desde la introducción del citrato de sildenafil, que es un tratamiento oral para la disfunción eréctil, los médicos han informado una mayor incidencia de casos de enfermedad de Peyronie. Al aumentar la cantidad de hombres que en el futuro reciban un tratamiento exitoso contra la disfunción eréctil, se prevé que habrá un aumento en la cantidad de casos que se presenten a los urólogos.





¿Cuáles son las causas de dicha enfermedad?

Desde que Francois Gigot de la Peyronie, médico personal de Luis XV, informó acerca de la curvatura del pene por primera vez en 1743, los científicos no han podido determinar las causas de este bien reconocido trastorno. Aún así, los investigadores médicos han especulado sobre una variedad de factores que pueden estar involucrados.

La mayoría de los expertos creen que los casos agudos o de corto tiempo de evolución de la enfermedad de Peyronie son una consecuencia probable de un traumatismo peneano menor, a veces ocasionado por lesiones al practicar algún deporte pero, con más frecuencia, debido a una actividad sexual vigorosa (por ejemplo, si el pene es accidentalmente presionado contra un colchón). Este traumatismo de la túnica albugínea desencadena una cascada de eventos inflamatorios y celulares que resultan en una fibrosis anormal (exceso de tejido fibroso), la formación de una placa y el desarrollo de las calcificaciones características de esta enfermedad.

Este tipo de traumatismos, sin embargo, pueden no ser exactamente la causa de los casos de enfermedad de Peyronie que comienzan lentamente y se tornan tan severos que requieren tratamiento quirúrgico. Los investigadores creen que en estos casos puede haber participación de un componente genético o alguna relación con otras enfermedades del tejido conectivo. Hay estudios que sugieren que quienes tienen algún pariente con enfermedad de Peyronie corren un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad.





¿Cómo se diagnostica?

El examen físico es suficiente para diagnosticar la curvatura del pene. Las placas rígidas pueden palparse con erección o sin ella. Puede ser necesario utilizar medicamentos inyectables para inducir una erección para evaluar correctamente la curvatura del pene.

El paciente también puede proporcionar fotografías del pene erecto para que el médico las evalúe.

Se puede hacer una ecografía del pene para mostrar las lesiones pero no siempre es necesario.





¿Cómo es el tratamiento para esta enfermedad?

Como la enfermedad de Peyronie es un trastorno en la cicatrización de una lesión, los cambios ocurren de manera constante en las primeras etapas. De hecho, la enfermedad puede clasificarse en dos etapas: 1) una fase inflamatoria aguda que duran entre 6 y 18 meses durante los cuales los hombres sufren dolor, se desarrolla una leve curvatura del pene y la formación de nódulos, y 2) una fase crónica durante la cual los hombres desarrollan una placa estable, una curvatura importante en el pene y pueden experimentar disfunción eréctil.

En ciertas ocasiones la enfermedad revierte de manera espontánea y los síntomas se autolimitan. De hecho, hay estudios que indican que aproximadamente el 13 por ciento de los pacientes pierden la placa por completo dentro del año. En el 40 por ciento de los casos no hay cambios, y en un 40 a 45 por ciento de los casos los síntomas progresan o empeoran. En el Centro de Andrología recomendamos un enfoque no quirúrgico en los primeros 12 meses.

a) Estrategias Conservadoras
b) Inyecciones- EMDA
c) Cirugías





A - ESTRATEGIAS CONSERVADORAS:

Por ejemplo:

  • Vitamina E
  • Sigue siendo un tratamiento popular contra la enfermedad en su primera etapa debido a sus mínimos efectos secundarios y a su bajo costo. Si bien hay estudios no controlados que datan de 1948 y que demuestran que la curvatura del pene y el tamaño de la placa disminuyen, la investigación para determinar su eficacia todavía continúa.

  • Colchicina
  • La colchicina es otro agente antiinflamatorio que disminuye la producción de colágeno y que algunos estudios no controlados han demostrado que tiene un leve efecto beneficioso. Desafortunadamente, hasta un 50 por ciento de los pacientes desarrollan molestias gastrointestinales y deben discontinuar el fármaco en las primeras etapas del tratamiento.





    B - INYECCIONES - EMDA:

    iontoforesis


    La inyección de fármacos directamente en la placa peneana es una alternativa a los procedimientos quirúrgicos. Los tratamientos con inyecciones intralesión introducen el fármaco directamente en la placa con una pequeña aguja luego de aplicar la anestesia apropiada. Al ser mínimamente invasiva, esta opción es popular entre los hombres que se encuentran en las primeras etapas de la enfermedad o que no desean someterse a una cirugía.

    Las drogas que se usan son las siguientes:
  • Verapamilo
  • Es un bloqueador de los canales de calcio que induce actividad de la colagenasa, contribuyendo a romper el colágeno de la placa fibrótica. Estudios del uso intraplaca de verapamilo a través de inyecciones reportan reducción del dolor en 93% de los pacientes, 42% de mejora en la curvatura y 58% de mejora en la disyunción eréctil. Se aplican cada 15 días por un periodo de 3 meses.

  • Colagenasa de clostridium histolyticum (Xiaflex):
  • Es una proteinasa que disuelve el colágeno de la placa y que se aplica a través de una inyección. Todavía no se encuentra disponible en nuestro país.






  • EMDA (electromotive drug administration)


  • iontoforesis

    Otra forma de introducir medicación en la placa del Peyronie es el EMDA (electromotive drug administration), también llamado iontoforesis. Por este método a través del transporte electroquinético de moléculas cargadas se introduce verapamilo y dexametasona a través de la piel sin necesidad de inyecciones. Con este método se logra desaparición del dolor en el 90% de los casos, disminución de la placa en el 53% y mejora en la desviación del pene en el 37% de los casos.

    En resumen: En general las terapias descriptas son mas útiles antes del desarrollo de una placa estable o calcificada. Es probable que los tratamientos orales y tópicos sean de valor con pocos efectos adversos, mientras que las técnicas intralesionales tienen la desventaja de requerir inyecciones recurrentes en el pene que pueden traer dolor y asociarse a efectos adversos locales. Los métodos transdérmicos (EMDA) ofrecen lo mejor de los dos mundos al permitir el transporte de la medicación directamente al sitio buscado evitando el trauma de una inyección.

    iontoforesis

    Cuando estas terapias fallan o cuando la placa está calcificada usualmente se requiere una intervención quirúrgica en los pacientes que presentan dificultad durante la relación sexual.*


    * http://emedicine.medscape.com/article/456574-overview


    C - CIRUGÍAS:

    La cirugía se reserva para hombres con deformi-dades severas en el pene que les impide mantener una actividad sexual satisfactoria. Sin embargo, en la mayoría de los casos no se recomienda durante los primeros seis a 12 meses, hasta que la placa se haya estabilizado. Como uno de las aspectos de esta enfermedad es la llegada anormal de sangre al pene, antes de cualquier cirugía se hace una evaluación vascular utilizando agentes vasoactivos (fármacos que abren los vasos y generan una erección). Para visualizar la anatomía de la deformación también puede realizarse una ecografía peneana. Las imágenes obtenidas permiten al urólogo determinar qué pacientes son los que más se beneficiarían con los proce-dimientos reconstructivos en comparación con una prótesis peneana.

    Los tres enfoques quirúrgicos incluyen:

  • Procedimiento de Nesbit
  • Este procedimiento fue descrito por primera vez para corregir la curvatura peneana congénita; consiste en cortar una porción de tejido de la túnica albugínea y acortar el lado no afectado del pene y es el procedimiento que en la actualidad eligen muchos cirujanos para corregir la enfermedad de Peyronie. Hay variaciones en este tipo de tratamiento que incluyen la técnica de aplicación, mediante la cual se hacen pliegues suturados del lado de máxima curvatura para acortar y enderezar el pene, y la técnica de la corporoplastia, que consiste en hacer una incisión longitudinal o a lo largo del pene y cerrarla de manera transversal para corregir la curvatura. Tanto la técnica de Nesbit como sus variantes son técnicas sencillas de realizar y el riesgo es limitado. Son principalmente beneficiosas en hombres con una amplia longitud peneana y grados menores de curvatura. No se recomiendan en individuos con pene corto o curvatura importante, ya que se reconoce que el procedimiento produce un acortamiento del pene.

  • Procedimientos con injertos
  • Cuando las placas son grandes y la curvatura es importante, el cirujano puede optar por hacer una incisión o corte para extraer el área endurecida y reemplazar el defecto de la túnica por un injerto de algún tipo. Si bien la elección del material para el injerto depende de la experiencia y preferencia del cirujano así como de la disponibilidad de materiales, hay algunas opciones más atractivas que otras. Por ejemplo:

  • Injertos con tejido propio (tejido autólogo)
  • Estos materiales se toman del cuerpo del mismo paciente durante la cirugía y tienen una menor tendencia a generar reacciónes inmunológicas, normalmente requieren una segunda incisión. También se sabe que pasan por una etapa de contractura o tensión postoperatoria y que hay cicatrización. Sustancias sintéticas inertes
    Ciertos materiales como la malla de Dacron® o el GORE-TEX® pueden causar una fibrosis importante, debido a diseminación de las células del tejido conectivo. El paciente puede ocasionalmente palpar o sentir estos injertos, que pueden causar una mayor reacción de cicatrización.

  • Aloinjertos o xenoinjertos
  • Los tejidos humanos o animales previamente extraídos son el centro de atención de la mayor parte del material para injertos en la actualidad. Estas sustancias son uniformemente resistentes, es fácil trabajar con ellas y están disponibles cuando se las necesita debido a que se encuentran disponibles en los salones de operaciones. Actúan como andamios sobre los que crece el tejido de la túnica albugínea a medida que el implante se disuelve en el cuerpo del paciente.

  • Prótesis peneanas
  • Una prótesis peneana puede ser la mejor opción para los pacientes con enfermedad de Peyronie que presentan disfunción eréctil importante y una disminución del número de vasos sanguíneos comprobada por ecografía. En la mayoría de los casos, el implante de un dispositivo de este tipo será suficiente para enderezar el pene y corregir su rigidez. Cuando esto no ocurre, el cirujano deberá "modelar" el órgano de manera manual, doblándolo contra la placa para romper la deformidad, o tal vez deba remover la placa sobre la prótesis y aplicar un injerto para enderezar el pene por completo.





    Preguntas Frecuentes

    ¿Cómo se produciría el Peyronie?
    En teoría, luego de un traumatismo peniano ocurre una liberación de factores de crecimiento y citocinas o células hijas que activan a los fibroblastos, que son células que producen tejido conectivo. Estos, a su vez, pueden causar un depósito de colágeno o cicatrización anormal, que daña la estructura elástica interno del pene. En el área de la dermatología es común observar trastornos de la cicatrización similares, en enfermedades como los queloides y la cicatrización hipertrófica, que son dos enfermedades que presentan un sobrecrecimiento de tejido durante la cicatrización de las heridas.

    ¿Un paciente que sufre de la enfermedad de Peyronie es propenso a contraer otras enfermedades relacionadas?
    Alrededor de un 30 por ciento de los pacientes que sufren de la enfermedad de Peyronie desarrollan fibrosis sistémica en otros tejidos conectivos del cuerpo. Los sitios más habituales son las manos y los pies. En la contractura de Dupuytren ocurre una cicatrización o engrosamiento del tejido fibroso en las palmas de las manos, lo que conduce de manera progresiva a una curvatura permanente del dedo meñique y el anular hacia adentro. Si bien la fibrosis que ocurre en las dos enfermedades es similar, todavía no está claro cuáles son las causas de cada tipo de placa ni por qué los hombres con enfermedad de Peyronie tienen una mayor tendencia a desarrollar contractura de Dupuytren.

    ¿La enfermedad de Peyronie puede convertirse en cáncer?
    No. No hay casos documentados de que la enfermedad de Peyronie progrese hacia un estado de malignidad. Sin embargo, si su médico observa otras alteraciones que no son típicas de la enfermedad – como sangrado externo, dificultad para la micción, dolor peneano prolongado e intenso – puede decidir extraer una muestra de tejido para biopsia y hacer un examen anatomopatológico.

    ¿Qué deben recordar los hombres acerca de la enfermedad de Peyronie?
    La enfermedad de Peyronie es una enfermedad urológica bien reconocida pero no del todo entendida. Los tratamientos deben ser adaptados a cada paciente en función del tiempo de evolución y la severidad de la enfermedad. El objetivo de todo tratamiento debe ser la reducción del dolor, la normalización de la anatomía peneana para que el coito sea cómodo, y la restauración de la función eréctil en pacientes que sufren de disfunción eréctil. Aunque la corrección quirúrgica es en última instancia exitosa en la mayoría de los casos, la primera etapa aguda de la enfermedad suele tratarse con tratamientos por vía oral, intralesionales o ambos de acuerdo a cada caso. A medida que los investigadores médicos continúen desarrollando las investigaciones básicas y clínicas para lograr una mejor comprensión de esta enfermedad, habrá una mayor disponibilidad de tratamientos y objetivos terapéuticos.

    centro de andrologia sucursal virtual

    Telefono: (011) 4382-2837

    Skype: amsmensajes

    E-mail: turnos@centrodeandrologia.com.ar

    Contáctenos
    Nuestro equipo de profesionales evaluará su consulta con total privacidad.
    centro-de-andrologia-sedes